Cargando

bebidas energéticas agua bebidas energizantes cafeina taurina

¿Las bebidas energizantes en nuestro país son una opción saludable y segura?

  • 22 marzo 2022
  • Por Leonel Hernández Mena

Estimados lectores, no cabe duda de que la información es poder. En este caso nos referimos al poder de elección en lo que consumimos, sobre todo en cuanto a bebidas se refiere. Prácticamente toda la población del país, en alguna ocasión ha probado o probará un tipo particular de bebidas, o bien al menos las hemos escuchado mencionar por su marca en extensas campañas publicitarias, o sabido que alguien conocido las recomienda porque son parte de sus hábitos de consumo y las asocia a ciertos atributos, como el de un “aporte extra de energía” al cuerpo bajo situaciones de alto esfuerzo físico. Nos referimos a las bebidas energizantes o energéticas.

Este tipo de productos se dieron a conocer en los años 80´s con el nombre ya referido, utilizadas principalmente por deportistas reconocidos, bajo el supuesto de generar una mayor resistencia física, debido a un “extra de energía”, o bien propiciar una hidratación rápida (en las bebidas energizantes también se incluyen las bebidas deportivas de hidratación). Esta situación derivó en que muchos jóvenes consumieran estas bebidas porque deseaban aumentar su rendimiento en las jornadas laborales e incluso en las fiestas (llegando incluso a consumirlas con alcohol). Si bien es cierto que estas bebidas contienen carbohidratos como el azúcar, el aporte de energía que hacen es poco importante.  No obstante, estas bebidas y debido a su formulación, sí son estimulantes del cuerpo, pero basan su estrategia en la presencia de algunas sustancias estimulantes muy específicas.  Entre ellas la cafeína y taurina.

La primera de ellas, la cafeína, es una sustancia de origen natural presente en más de 60 plantas, como por ejemplo los granos de café, hojas de té, nueces de cola (guaraná) y vainas de cacao (cabe mencionar que existe cafeína sintética). La cafeína una vez ingerida por las personas opera a nivel del sistema nervioso central y actúa inhibiendo las funciones del neurotransmisor adenosina. Molécula que regula las sensaciones de cansancio y sueño. Esto ocasiona sensaciones temporales de mayor concentración mental y de bienestar; pero al mismo tiempo produce un efecto diurético y por tanto una repentina deshidratación de quien consume bebidas con este compuesto. Otros de los efectos negativos del consumo excesivo de la cafeína en las personas (por arriba de los 400 mg diarios) son inquietud y temblores, insomnio, dolores de cabeza, mareos, ritmo cardiaco rápido o anormal, ansiedad y dependencia, así como acidez estomacal, incremento de la presión arterial y hasta puede interferir en la absorción del calcio en el cuerpo. Es importante mencionar que la ingesta simultánea de cafeína y bebidas alcohólicas (estas últimas consideradas como un potente depresivo) es peligrosa, ya que la cafeína puede ocasionar que las personas no sean capaces de reconocer lo alcoholizados que se encuentran, lo que lleva a que sigan consumiendo más alcohol, y por tanto existen probabilidades altas de que tomen malas decisiones con consecuencia no deseables y trágicas.

En el caso de la taurina, al ser un aminoácido muy abundante en los músculos y bajar sus niveles durante horas de ejercicio extremo, las bebidas energizantes reponen parte del descenso de este aminoácido. Aunque la ingesta diaria promedio de taurina puede variar entre los 40 a 400 mg, su reposición vía las bebidas energizantes puede ser varias veces mayor y sus efectos en la salud humana aún inciertos.

Con el paso de las décadas, estas bebidas y su consumo en nuestro país han llegado a tomar relevancia económica.  Para dimensionar esta situación, revisemos algunas cifras oficiales sobre su comercialización en nuestro país. Considerando el periodo de 2008 a 2017-2018, el consumo de las bebidas energizantes y deportivas se elevó un 66 % en México. El sector productivo de estas bebidas reportó en 2007 un volumen de ventas de 259.2 millones de litros; al cierre del periodo referido la producción alcanzó un total de 429.4 millones de litros, con un valor de 4 mil 998.5 millones de pesos en 2017. Una razón para entender este incremento en la producción de estas bebidas fue que los consumidores prefieren estos productos alternativos al café para iniciar el día. Como referencia respecto de otras bebidas, a finales de 2017, el consumo promedio mensual de bebidas energéticas y deportivas fue casi 40 veces mayor al del vino tinto -de 906 mil litros- y 4.5 veces por arriba del tequila reposado -de 8 millones 15 mil litros- en México. Aunque no podemos mencionar marcas de estos tipos de bebidas, basta decir que las de niveles altos de comercialización en nuestro país pertenecen en la mayoría de los casos al portafolio de las dos más grandes refresqueras transnacionales.

En años recientes, en México los productos que se conocían como bebidas energéticas modificaron su denominación y formulaciones debido a regulaciones de la NOM-218-SSA1-2011. En la actualidad, encontramos denominaciones como: “Bebidas carbonatadas”, “Bebidas carbonatadas con taurina, cafeína y vitaminas”, “Bebidas carbonatadas adicionadas con vitaminas, extracto de guaraná” y “Bebidas carbonatadas con guaraná adicionada con taurina y vitaminas”. Todas contienen cafeína, algunas agregan taurina y la mayoría mezcla vitaminas del complejo B y glucuronolactona. También se comercializan productos adicionados con guaraná, ginseng, edulcorantes calóricos (azúcar, glucosa, fructosa) y no calóricos, (acesulfame K, sucralosa y aspartame), sodio, inositol, L-Carnitina, extractos de café y té verde, entre otras sustancias, muchas de ellas de origen vegetal.

Aunque sólo se toca superficialmente sobre los potenciales efectos negativos a la salud tras el consumo excesivo de este tipo de bebidas, principalmente aquellas designadas como energizantes, por la presencia de algunos de sus componentes, consideramos que este breve texto sientas las bases para que los lectores puedan tomar una actitud más critica sobre algunos aspectos importantes en cuanto a sus hábitos de consumo y sus potenciales consecuencias.

Referencias

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/100355/RC460_Bebidas_con_Cafeina_Taurina.pdf

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/561196/ESTUDIO_CALIDAD_BEBIDAS_CON_CAFEINA_TAURINA_.pdf

https://medlineplus.gov/spanish/caffeine.htmlhttps://medlineplus.gov/spanish/caffeine.html#:~:text=La%20cafe%C3%ADna%20tiene%20muchos%20efectos,sal%20extra%20al%20orinar%20m%C3%A1s

Notas
Anteriores

Tratamiento Pasivo de Aguas Residuales Dómesticas

22 marzo 2022

Para hablar de este tema, comenzaremos por señalar lo que consideramos como agua residual: &l...

Leer más

Miradas femeninas desde el mezcal

09 marzo 2022

Miradas femeninas desde el mezcal es un libro colectivo que refleja múltiples perspectivas de...

Leer más

Igualdad de género para un futuro sostenible

08 marzo 2022

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha en la que todas las mujere...

Leer más
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CIATEJ © 2022