Cargando

Capsaicinoides contra la obesidad

  • 11 julio 2018
  • Por Yolanda Torres López

Los capsaicinoides son moléculas obtenidas del chile que por lo general provocan una sensación de calor y picor, están presentes en los pimientos. La capsaicina es una de las moléculas capaz de provocar una sensación de picor, su rol en los frutos es actuar como mecanismo de defensa para evitar ataques de algunos herbívoros u hongos consumidores de plantas, sin embargo el ser humano ha encontrado que genera una sensación placentera de sabor al ser consumido a través de los receptores que permean el flujo de calcio que es el que provoca la sensación de que quema su sabor.

Este mecanismo ha sido ampliamente estudiado así como su aplicación a favor de la salud en caso de dolor crónico, inflamaciones, artritis y otros padecimientos. Es posible medir la pungencia de los capsaicinoides a través de unas unidades conocidas como Scoville cuya escala indica que la capsaicina pura tiene hasta 15 millones de unidades Scoville. Una unidad de estas es cuando es posible detectar el picor, a partir de esta se hacen diluciones de determinada muestra para medir las unidades con dicha escala.

México es uno de los países con mayor obesidad en el mundo por lo que vale la pena tener alternativas que permitan a las personas reducir el tamaño de su cintura así como la acumulación de grasa corporal. Muchas veces es complicado cambiar de hábitos alimenticios por lo que se utilizan algunos fármacos para disminuir la grasa corporal, uno de los mas vendidos es el orlistat, que es un inhibidor de lipasas gastrointestinales cuyo mecanismo es reducir la hidrólisis de las grasas consumidas para evitar su acumulación.

A diferencia del orlistat, el mecanismo de los capsaicionoides es utilizar la grasa acumulada y liberarla al torrente sanguíneo para ser utilizada por el organismo en forma de energía y disminuir de esa manera la grasa corporal.

El Dr. Jorge Alberto Rodríguez González es responsable técnico de un proyecto que busca el uso de la capsaicina o análogos para efectos benéficos en la salud como una alternativa para el tratamiento de la obesidad. A través de un proyecto de fondo del Sector Salud denominado “Evaluación del efecto en la lipogénesis de una capsaicina obtenida por síntesis enzimática”, se buscó producir la capsaicina para posteriormente evaluar su efecto en la reducción de grasa en adipocitos y estudiar su potencial como una alternativa en el tratamiento de la obesidad.

Este proyecto concluyó, sin embargo se ha continuado investigando debido a que se obtuvieron resultados satisfactorios del mismo. Al ser un producto obtenido a partir de chile, la capsaicina tiene una limitante que consiste en una marcada sensación de picor. La capsaicina causa termogénesis al activar los mecanismos de lipolisis de las grasas que están contenidas en los adipocitos en el caso específico de la obesidad.

Sin embargo existen análogos capaces de producir el mismo efecto de la capsaicina detectada en el estudio sin la sensación de picor, entonces el Dr. Rodríguez y su equipo de trabajo encontraron que la molécula llamada olvanil que se puede sintetizar por vía química o enzimática que también ayuda a reducir los niveles de acumulación de lípidos en los adipocitos.

En las pruebas de este estudio se hizo llegar la capsaicina a un ser vivo, en este caso ratones por vía oral utilizando un vehículo líquido administrado por medio de una jeringa. En la actulalidad se está en espera de hacer pruebas preclínicas para pasar al siguiente nivel y de esa manera realizar pruebas piloto con pacientes humanos que permitan demostrar el efecto de este compuesto.

Se logró ver que este análogo, el olvanil, ayuda a inhibir la generación de pre-adipocitos, evitando que mas tarde se generen nuevos adipocitos. Existe un proceso de diferenciación, que una vez que sucede, el adipocito permanece inflamándose o acumulando grasa, por lo que este descubrimiento de inhibición en la etapa inicial resulta importante pues evita la generación de nuevos adipocitos, es decir actuando de manera preventiva.

Actualmente el CIATEJ tiene patentado el uso de este análogo de la capsaicina para el tratamiento de la obesidad y algunas enfermedades relacionadas, sin embargo se están buscando recursos en conjunto con el grupo del Dr. Agustín López Munguía Canales del Instituto de Biotecnología de la UNAM, ya que ellos tienen una patente para síntesis qimioenzimática de estos compuestos. Se busca lograr financiamiento ya sea a través de un fondo o de una empresa que permita continuar con ensayos preclínicos asi como la fase clínica, es decir aplicación en humanos.

En esta investigación participa también la Unidad de Biotecnología Farmacéutica del CIATEJ con los doctores Alejandro Arturo Canales Aguirre y Ana Laura Márquez Aguirre con quienes se trabaja de cerca en pruebas preclínicas, ya que en la Unidad de Biotecnología Industrial se lleva a cabo la síntesis de las moléculas, la purificación y posteriormente la evaluación se realiza en el área mencionada. Actualmente se están sintetizando otros análogos de la capsaicina que pueden tener potencial para comprobar si son mejores o no en comparación con el olvanil. Un estudiante de doctorado está apoyando en este proceso el cual se pretende continuar dado que existen aún varias pruebas pendientes por realizar en ambas unidades de investigación respecto a efectos de estos compuestos, por lo que es posible la integración a futuro de otros estudiantes de licenciatura y maestría.

 

Notas
Anteriores

Metagenómica aplicada a la agricultura

18 junio 2018

El Dr. Jorge Alberto Verdín Ramos, doctorado por el Instituto de Biotecnología de la U...

Leer más

Participa CIATEJ en ELCIR 2018

30 mayo 2018

En el marco de la Iniciativa Yucatán, la Dirección General de Educación Superio...

Leer más

BIOTALLER en Papirolas 2018

30 mayo 2018

Por primera vez, el CIATEJ participó en el festival Papirolas, a través de los tallere...

Leer más
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CIATEJ © 2018