Cargando

Nardo Mejoramiento genético Perfumería Aceites escenciales CIATEJ

El nardo: uso ornamental y en aceites esenciales

  • 13 febrero 2020
  • Por Ernesto Tapia Campos

Dentro de la amplia diversidad de plantas nativas que México ha brindado a la horticultura ornamental, el nardo destaca por su belleza, fragancia y facilidad de propagación. Familiar de los agaves, el nardo pertenece al género Polianthes que comprende unas cuantas especies herbáceas silvestres, todas endémicas de México y de distribución restringida, se pueden encontrar en pequeñas poblaciones o como individuos aislados en zonas boscosas y de pastizales donde debido al daño de estos hábitats por la actividad humana algunas de estas especies presentan estatus de riego.

Desde tiempos prehispánicos, el nardo ya era muy apreciado por los aztecas donde se cultivaba con fines ceremoniales, ornamentales y medicinales. Los aztecas lo llamaron en náhuatl “Omixochitl” nombre que hacía referencia a sus flores blancas (ya que la traducción al español es flor de hueso); sin embargo, debido a que los bulbos de esta especie junto con otras especies silvestres del genero presentan algunas substancias jabonosas se le llamo también “Amole” (jabón) por el uso que le daban como substituto del jabón, aunque en esta última denominación se incluye también a otra bulbosas emparentadas del genero Manfreda y Prochnianthes. Los aztecas también reconocían en el nardo actividades antisépticas, analgésicas, antiinflamatorias y anti espasmódicas.

Tras la conquista española el nardo fue llevado a Europa de donde se distribuyó a diferentes partes del mundo a partir del siglo XVI, actualmente es una de las flores de corte más populares en climas tropicales y subtropicales. En México el uso del nardo es como flor de corte, se produce principalmente en los estados de Morelos, Puebla y Estado de México, donde se cultiva a cielo abierto y manejado de manera poco escrupulosa durante su cosecha y transporte ya que sus tallos florales son increíblemente resistentes al manejo y de larga vida de florero en relación a otras flores de corte. 

Bajo condiciones climáticas y de manejo adecuadas el nardo crece de manera eficiente a cielo abierto y solo en regiones con invierno extremo los bulbos pueden entrar en reposo reactivándose al iniciar la primavera; si el invierno es benigno, las plantas pueden producir tallos florales todo el año, con un flujo de floración abundante en el verano, bajando la producción y calidad de las flores en el invierno y mantenerse así por varios años. Sin embargo, debido a que es atacado por un picudo (el mismo insecto que ataca a su pariente más popular Agave tequilana,  leer más sobre los picudos) que interacciona también con algunas enfermedades, las plantaciones se mantienen hasta que los costos de manejo son económicamente sostenibles.

Debido al alto contenido de aceites esenciales que presentan sus flores, el nardo es usado también en la industria de la perfumería, en países como Francia y la India se trata de una industria en igual o incluso mayor magnitud que el uso ornamental. Las flores del nardo presentan altos contenidos de metil benzoato, metil salicilato, metil isoeugenol, y bensil benzoato, así como algunos terpenos como 1,8-cineol, farnaseno, y germacreno, estos componentes hacen el aceite esencial de nardo como uno de las de mayor valor en la perfumería, muchos de los perfumes de lujo actuales cuentan como ingrediente principal o como parte de sus notas aceite esencial de nardo. Otro uso del aceite esencial del nardo es en la aromaterapia; sin embargo, por el alto costo del aceite esencial es restrictivo. Algunas propiedades que se la han atribuido a las fragancias del nardo es efectos relajantes en el cerebro, nervios y músculos; antidepresivo, afrodisiaco e incluso narcótico.

Además de ser el órgano utilizado para la propagación del nardo, los bulbos (cormos) de nardo, también contienen compuestos de interés principalmente saponinas, como tiogenina y hecogenina que se ha comprobado tienen efecto molusquicida (plaguicidas utilizados para controlar los moluscos, por ejemplo los caracoles), además de spirostanol y otras sapogeninas que se han probado su efecto en enfermedades humanas como leucemia y cáncer de boca. A partir de cultivo de tejidos también se reporta la obtención de un polisacárido que puede utilizarse como sanitizante.

De este modo, después de más de 500 años de ser cultivado por los Aztecas, el nardo tiene un lugar importante dentro de la floricultura mundial, presenta cualidades químicas importantes que ya están siendo aprovechadas en la perfumería, pero también se puede considerar una fuente importante de otros compuestos con potencial que es necesario seguir estudiando.  

En CIATEJ, desde hace ya varios años trabajamos en el estudio de los recursos genéticos nativos tanto ornamentales como agroindustriales, en el caso del nardo se cuenta con un programa de conservación in vitro y mejoramiento genético usando cultivares comerciales y los parientes silvestres del género para de obtener variantes de interés comercial, además de estudiar los compuestos presentes en las flores y el bulbo de los ejemplares colectados a fin de aprovechar y darles un mayor valor a los recursos genéticos nativos de este género.

Notas
Anteriores

CIATEJ firma convenio con el INPI

31 enero 2020

El CIATEJ, a través de su subsede Sureste, firmó un convenio de colaboración co...

Leer más

Industria del chocolate: retos frente a los riesgos físicos, químicos y biológicos presentes en su producción

29 enero 2020

Artículo publicado en la edición del mes de Agosto 2019 de la revista NOTICIAJ, &Oacu...

Leer más

CIATEJ apoya a productores lácteos del municipio de Zapotlanejo

27 enero 2020

ZASUE es el nombre corto del proyecto coordinado por el CIATEJ, el cual lleva como título: &l...

Leer más
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CIATEJ © 2020